trozos de textos

Comparte aquí tus citas y refranes favoritos

Moderadores: sydneywell, garcialuci, Rosario Ramos

GRANDES, Almudena - Atlas de Geografía Humana

Notapor sydneywell el 07 Ago 2012, 09:05

Los bares de los hoteles de lujo son mis favoritos.
Nadie sospecha de una mujer sola que se toma tranquilamente una copa en una mesa discreta del bar de un hotel muy caro. En los hoteles baratos, no sé por qué, el efecto es diferente, como si las ejecutivas en viaje de negocios, las parientes lejanas que acuden a una boda, las funcionarias de provincias que se presentan a una oposición en la capital, o cualquier otra categoría de huésped contemporánea en la que me hayan clasificado por error alguna vez, solamente se animaran a aventurarse más allá del vestíbulo al sentir sobre su cabeza el relampagueante destello de la luz que viaja sin pausa entre las lujosas lágrimas de una araña de cristal, y una alfombra de tres dedos de grueso bajo sus tacones. En el bar de un hotel barato, una mujer sola, no sé por qué, inspira incluso en quienes la contemplan una ambigua punzada de compasión, como si su soledad nunca fuera accidental, ni escogida, ni transitoria, y desvelara a cambio, aun sin proponérselo, la huella de una tragedia reciente. En los hoteles baratos, todas las mujeres solas parecen viudas de un viajante, o huérfanas de un sargento, o amantes clandestinas y abnegadas de un hombre sin corazón.
Imagen__Imagen__ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
sydneywell
 
Mensajes: 4154
Registrado: 13 Ago 2009, 16:38

Pascal QUIGNARD - Terraza En Roma

Notapor sydneywell el 09 Ago 2012, 09:58

A finales del mes de febrero de 1664, en Roma, una serie de treinta y dos imágenes obscenas, todas ellas compradas en una tienda de la via Giulia, fueron entregadas al hijo mayor de una de las familias más importantes de la ciudad, de nombre Eugenio, un joven muy apuesto, culto, refinado, sensible y casto. Todas eran obra de Meaume el Grabador. La compra se hizo a petición del médico de la familia, Marcello Zerra. El joven patricio a quien había auscultado minuciosamente, de veinte años de edad, vigoroso, dotado de genitales bien formados, afirmaba no poder casarse porque nunca en la vida había sentido deseo. Los padres, que no tenían la menor fe en lo que decía su hijo mayor, hicieron que Zerra lo examinara. Marcello Zerra prescribió imágenes obscenas, que Eugenio tenía que mirar durante toda una noche en compañía de dos prostitutas florentinas, una de ellas mayor y dulce, por no decir complaciente, y la otra mucho más joven y vivaz. La tentativa no sólo fracasó, sino que suscitó en Eugenio una repugnancia que llegó hasta la náusea, y la náusea fue tan violenta que le provocó angustia. Las mujeres de vida alegre de la ciudad de Florencia fueron incapaces de ponerse de acuerdo sobre el resultado de sus esfuerzos nocturnos. La más joven afirmó que el cuerpo del muchacho había estado sin vida y que su alma se había sentido terriblemente desgraciada y, puesto que le pedían su opinión, concluyó que según ella no estaba hecho para la vida civil, es decir, viril o paternal. La puta de más edad, temiendo no percibir la retribución que habían acordado por los dos viajes de ida y vuelta, además de la noche entera, sostuvo que aquella afirmación era incorrecta, que el joven había tenido una erección fugaz y que otra noche acabaría fácilmente con sus reticencias y otras dificultades que ella había tenido tiempo de observar atentamente. Al oír que la mujer de mala vida proponía otra noche de placeres, el joven Eugenio se desmayó. Hubo que pedir un coche de dos ruedas. En el palacio familiar, el propio Zerra interrogó ese mismo día a las lavanderas, que declararon no haber visto jamás la menor huella de polución nocturna en las sábanas del hijo mayor. Zerra pidió a los padres que reflexionaran antes de prometer a su hijo. Pero el cabeza de familia no le hizo caso. Importantes y antiguos intereses obligaban al hijo mayor a unirse a la muchacha que le estaba destinada desde la más tierna edad.
Eugenio nunca logró consumar el matrimonio con su esposa.
La joven, que seguía intacta, se quejó a su familia, y ésta se hizo eco de su angustia. De hecho, la familia política amenazó con impugnar el matrimonio si su hija no perdía pronto la honra, además de disfrutar de un poco de alegría natural.
Consultado de nuevo, Zerra prescribió otra vez las fascinantes imágenes de Meaumus, y sugirió a la joven esposa que ayudase a su marido a conseguir la consistencia del deseo valiéndose de todos los dedos de las manos. El joven se mató el 22 de mayo de 1664. Los grabados fueron retirados del comercio. Cargaron en una carreta las planchas de cobre y todas las tiradas que había en la tienda de estampas con el rótulo de la cruz negra, ya fueran de la mano de Meaume o de las de otros artistas, y las llevaron a cincuenta metros de allí, al Campo de las Flores, donde fueron quemadas y fundidas delante de la muchedumbre. Es una de las razones de que queden tan pocas cartas eróticas directamente impresas con las planchas originales de Claude Mellan o de Meaume el Grabador.
Imagen__Imagen__ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
sydneywell
 
Mensajes: 4154
Registrado: 13 Ago 2009, 16:38

Jincy WILLETT - El taller de escritura

Notapor sydneywell el 05 Sep 2012, 15:21

parte de una conversación durante una clase de escritura creativa:

Ginger Nicklow habló en voz alta:
—Leí en alguna parte, estoy segura de que fue en el instituto, de que hay dos tipos básicos de argumento: Cenicienta y Jack y las habichuelas mágicas.
—Sexo y muerte —dijo Chuck Heston.
Syl Reyes se preguntaba qué demonios se suponía que significaba aquello.
—¡Yo qué sé! —dijo Amy—. Yo también lo he oído y siempre me lo he preguntado. Supongo que quiere decir que tenemos la historia de la búsqueda y la historia del descubrimiento erótico. La mayoría de los relatos de aventuras, incluido este, son historias sobre búsquedas. Aunque obviamente podría tratarse de una búsqueda interior, la búsqueda de la iluminación espiritual, la búsqueda de la propia identidad o la del asesino de tu padre, o lo que sea.
—Entonces, ¿qué es Tiburón? —preguntó Pete Purvis.
—Una ceremonia de iniciación acuática —dijo Frank, e incluso Tiffany Zuniga se rió.
Imagen__Imagen__ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
sydneywell
 
Mensajes: 4154
Registrado: 13 Ago 2009, 16:38

Re: trozos de textos

Notapor QUEVIHIERA el 09 Oct 2012, 12:38

" Poco importa que las cosas sean o no apariencias; el hecho es que yo también soy apariencia y, por lo tanto, elllas son mis semejantes. Esto es lo que me las hace tan entrañables y dignas de respeto: son mis semejantes. Por eso puedo amarlas. Y he aquí una doctrina: yo, lo único que persigo es poder amar al mundo, no despreciarlo, no odiarlo a él ni odiarme a mí mismo, poder contemplarlo - y con él a mí mismo y a todos los seres- con amor, admiración y respeto." :geek:
SIDDHARTHA
QUEVIHIERA
 
Mensajes: 5
Registrado: 09 Oct 2012, 12:23

Re: trozos de textos

Notapor sydneywell el 19 Feb 2013, 20:46

Elvira Lindo - Tinto de verano

A mí, de las filosofías orientales sólo me gusta el sushi.


...pero ayer no hacía más que darle vueltas a ver qué coño voy a hacer aquí para no subirme por las paredes. Habrá quien piense: leer. Es una idea, pero también es cierto que yo mucha cultura no quiero tener porque igual me hago una tía rara.


Cariño, pienso que de alguna forma a nuestros muchachos se les nota esta educación ilustrada que les estamos dando. Sí, me dice, son gente abierta, no hacen distinción de sexo entre sus criados.
:D :D :D
Imagen__Imagen__ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
sydneywell
 
Mensajes: 4154
Registrado: 13 Ago 2009, 16:38

Re: trozos de textos

Notapor sydneywell el 20 Feb 2013, 13:57

Elvira Lindo - Tinto de verano 2

MARQUÉS DE GRIÑÓN 

Mi padre toca el cláxon desde el otro lado de la verja. Me asomo. Grita: '¿que si has comprado vino?'. Le digo que sí y sólo entonces pasa. Él no se digna a entrar en una casa donde no hay vino. No nos ha visto hace un mes, pero todavía se acuerda de que la última vez nos quedamos escasos con el vino. Con mi padre puedes perder hasta diez puntos por algo así. Lo considera una falta grave. Para ir recuperando su cariño le pongo encima de la mesa un Marqués de Griñón con el precio visible. Con mi padre es tan fácil perder puntos como ganarlos: cuanto más te hayas gastado en la botella, más puntos ganas. '2.500 pelas...', murmura mirando la botella con una sonrisa. Mi santo y yo nos miramos: acabamos de ganar cinco puntos. Me oye toser y saca de la mariconera un bote de Bisolvón: 'Échate un trago, ya verás cómo esto te entona'. Le voy a decir que yo tengo mi propio jarabe, pero sé que si le rechazas su Bisolvón puedes perder hasta cincuenta puntos. 'Ese trago que te estás bebiendo, hija mía, lo estoy pagando de mi bolsillo, la Seguridad Social no me cubre el Bisolvón'. Mi padre compra bisolvones como otra gente compra cajas de Mahou. También los mete en la nevera, dice, que en verano se agradece. Luego saca una caja de pastillas y me la da: 'Toma una cada dos horas, que te calma, yo chupo una cada diez cigarrillos'. Pero, papá, si son contra el infarto. 'Ay, es verdad -dice, y me las quita-, las confundo siempre con las de mentolín'.

Me las receta el médico del ambulatorio -nos cuenta-, yo me hago mi lista completa de lo que quiero, como si fuera al Pryca: valium, pastillas para los bronquios -para reforzar el Bisolvón porque el Bisolvón desde que le quitaron la codeína ha perdido mucho-, unas pomadas que me gusta tener por si me salen forúnculos. Que de pronto te sale un forúnculo, pues no tienes por qué ir corriendo al ambulatorio. Yo le voy dictando al médico, que es un chiquito joven pero competente, y el tío, pim pam, me hace las recetas y adiós adiós. No soy de esos pesados que quieren pasar la mañana con el médico. Yo voy sabiendo lo que quiero, y el tío sabe que yo sé y me respeta, no que ahora, en verano, es una vergüenza: hay una suplenta -se ve que como es mujer quiere imponerse-, y ayer voy a dictarle mi lista y la tía que dice que eso no es así, que si me receta es porque primero me ha visto en la camilla. Y a mí esta tía no me ve en la camilla (se ríe). Sólo faltaba. Y yo le he dicho, pues no va a durar mucho usted aquí porque con el paciente hay que tener psicología. Mejor estaría usted en la privada. También le he dicho, ¿ha visto usted cómo ha denunciado EL PAÍS que ahora en verano la Seguridad Social cierra habitaciones? Y me dice la tía que qué le quiero decir. Y le digo, pues que ojo, que yo en EL PAÍS tengo a mi hija...
Imagen__Imagen__ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
sydneywell
 
Mensajes: 4154
Registrado: 13 Ago 2009, 16:38

La antibiblioteca de Umberto Eco

Notapor sydneywell el 19 Mar 2013, 10:26

El escritor Umberto Eco pertenece a esa reducida clase de eruditos que son enciclopédicos, perspicaces y amenos. Posee una extensa biblioteca personal (con más de treinta mil libros), y divide a los visitantes en dos categorías: aquellos que reaccionan con un "¡Oh! Signore professore dottore Eco, ¡vaya biblioteca tiene usted! ¿Cuántos libros de éstos ha leído?", y los demás -una minoría muy reducida-, que saben que una biblioteca privada no es un apéndice para estimular el ego, sino una herramienta útil para la investigación. Los libros leídos tienen mucho menos valor que los no leídos Nuestra biblioteca debería contener tanto de lo que no sabemos como nuestros medios económicos, la hipoteca y el actual mercado activo, competitivo y con escasa variación de precios de la propiedad inmobiliaria nos permitieran colocar. Acumularemos más conocimientos y más libros a medida que nos hagamos mayores, y el número creciente de libros no leídos sobre los estantes nos mirará con gesto amenazador. En efecto, cuánto más sabemos, más largas son las hileras de ibros no leídos. A esta serie de lbros no leídos la vamos a llamar antibiblioteca.

[Nassim Nicholas Taleb, El cisne negro, Paidós 2008]

Imagen

Imagen
Imagen__Imagen__ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
sydneywell
 
Mensajes: 4154
Registrado: 13 Ago 2009, 16:38

Re: trozos de textos

Notapor sydneywell el 06 Sep 2013, 00:52

Salman Rushdie > Hijos de la Medianoche

Una mañana cachemira de principios de la primavera de 1915, mi abuelo Aadam Aziz se dio de narices contra un montículo endurecido por la escarcha, mientras intentaba rezar. Tres gotas de sangre cayeron de la ventanilla izquierda de su nariz haciendo plaf, se endurecieron instantáneamente en el aire quebradizo y quedaron ante sus ojos sobre la esterilla de rezar, transformadas en rubíes. Al retroceder tambaleándose hasta quedar de rodillas con la cabeza otra vez derecha, vio que las lágrimas que le habían subido a los ojos se habían solidificado también; y en aquel momento, mientras se sacudía desdeñosamente diamantes de las pestañas, resolvió no volver a besar la tierra ante ningún dios ni ningún hombre. Esa decisión, sin embargo, hizo un agujero en él, un vacío en una cámara interna vital, dejándolo vulnerable a las mujeres y a la Historia. Inconsciente de ello al principio, a pesar de su formación médica recientemente acabada, enrolló la esterilla en un grueso puro y, sujetándola bajo el brazo derecho, inspeccionó el valle con unos ojos claros y sin diamantes.
Imagen__Imagen__ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
sydneywell
 
Mensajes: 4154
Registrado: 13 Ago 2009, 16:38

Re: trozos de textos

Notapor Lolalou el 10 Abr 2015, 17:11

Hablando de comienzos magistrales...

“ Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.”

De Lolita de Vladimir Nabokov
Lolalou
 
Mensajes: 12
Registrado: 03 Abr 2015, 10:49

Re: trozos de textos

Notapor Rosario Ramos el 13 Jun 2016, 22:15

Tenemos que reaprender lo que es gozar. Estamos tan desorientados que creemos que gozar es ir de compras. Un lujo verdadero es un encuentro humano, un momento de silencio ante la creación, el gozo de una obra de arte o de un trabajo bien hecho.

- Ernesto Sabato
Avatar de Usuario
Rosario Ramos
 
Mensajes: 2388
Registrado: 01 Sep 2010, 00:00

PrevioSiguiente

Volver a Citas y Refranes

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron

eXTReMe Tracker